Estrategia Serranía en Vía

Cuenca 2018

Bajo la denominación “SERRANÍA EN VÍA: Plan de Revitalización de la línea ferroviaria Cuenca-Utiel y reutilización de sus apeaderos” plantea la oportunidad de promover un proyecto de promoción turística de alta calidad estructurado en torno a los excepcionales valores paisajísticos y culturales de la Serranía Media-Baja de la provincia de Cuenca.

Seguir leyendo >>

ClienteCLM Cuenca
EquipoIgnacio Vignolo, como integrante del equipo de trabajo del Colegio de Arquitectos
Presupuesto
Web

El plan tiene como objetivo desarrollar un programa de actividades y explotación de uso que genere riqueza en la sociedad, afianzando población con empleo estable y, por tanto, el desarrollo económico y cultural de todo el entorno inmediato. Dicho objetivo es fundamental para el ámbito, ya que los apeaderos se encuentran ubicados en una zona de la provincia con una elevada tasa de despoblación, no llegándose a 1 hab/km2 en algunos municipios como La Cierva. Esta propuesta contribuirá de manera decidida al reto demográfico planteado por las Administraciones Públicas para la lucha contra la despoblación y el desarrollo rural.

 

El plan pretende revitalizar la línea haciendo del tren el verdadero protagonista como nexo de unión entre los apeaderos, en algunos casos recónditos lugares donde la mejor forma de llegar es a través de la propia vía. En todo caso, no es la función de transporte la única que se le asigna, el tren debe ser el eje vertebrador de todo el programa, en él se deben promover el desarrollo de actividades, aprovechando el recorrido para convertirlo en toda una experiencia.

 

“Serranía en vía” propone la recuperación arquitectónica de los apeaderos que en muchos casos han caído en desuso para su utilización como una red de centros dinamizadores de diferentes actividades vinculada a la promoción turística y el ocio.

 

Lejos de entenderse esta propuesta como una mera recuperación de los edificios, “Serranía en vía” se presenta como un proyecto de intervención global que genere riqueza e impulse la reactivación de la línea completa, proponiendo una recuperación integral que se desarrolle a lo largo de todo el recorrido y haga que la rehabilitación de cada elemento complemente el conjunto y potencie los valores de toda la zona de intervención. No puede entenderse por tanto la propuesta de forma aislada que pretenda la rehabilitación de edificios singulares independientes entre sí, sino como un proyecto de conjunto que, si bien puede ser ejecutada en diferentes fases, nunca pierda el concepto de actuación global sobre la línea ferroviaria.